• Contacto
  • Reservas
  • Tarifas
Mapa y acceso / Siga la guía
Valle de las Rosas
KASBAH 2013
CATÁLOGO DIGITAL - Descargar aquí
Síguenos en Facebook
Proyecto financiado por el laboratoire HÉVÉA
FRANCIA TFNO. 00 33 4 26 69 02 38 / MARRUECOS TFNO. 00 212 6 61 93 50 25 / ESPAÑA TFNO. 00 34 965 68 59 50

DESCARGAR PDF | + COMPARTIR

Toda la información sobre el Valle de las Rosas

El Valle de las Rosas, Marruecos

El Valle de las Rosas está situado a los pies del Alto Atlas en Marruecos, en la confluencia con el Valle del Dades. El río Asif M'Goun riega el valle, que tiene su principal acceso por el pueblo de Kelaat M'Gouna.

El cultivo de rosas se reparte en dos zonas geográficas distintas: la primera comienza a unos 10 kilómetros del pueblo de Kelaat M'Gouna y se extiende 10 kilómetros hasta las inmediaciones de la localidad de Boumalne Dades.

La segunda zona de cultivo y, con creces, la más importante y la más interesante desde el punto de vista del turismo, comienza en Kelaat M'Gouna y se extiende a través de una carretera comarcal que sube hacia el norte, hasta el pueblo de Bou Tharar por el otro extremo; es decir, alrededor de unos 30 kilómetros ininterrumpidos de cultivo de rosas a lo largo del uadi (curso seco o estacional de agua). Este valle de espléndido verdor, enclavado a los pies de un cañón de tintes ocres, ofrece un espectáculo de absoluta belleza y forma parte de los parajes turísticos más importantes de Marruecos.

El Valle de las Rosas, Marruecos

Acceso

Desde Marrakech, tomaremos la célebre carretera turística del puerto del Tizi n'Tichka hasta Ouarzazate (190 km), hasta la cima del puerto que culmina en 2.260 metros. Las influencias oceánicas del Atlántico se detienen de golpe. A partir de este punto, domina la influencia sahariana ¡el contraste es sorprendente!

Llegados a Ouarzazate, principal ciudad encrucijada del gran sur de Marruecos, conocida por sus estudios de cine y la Kasbah Taourit, situada a los pies de la Medina, tomaremos la nacional N10 bordeando el lago en dirección a Skoura, por el famoso palmeral, para llegar por una bonita carretera bastante rectilínea al pueblo de Kelaat M'Gouna (80km). A lo largo de todo el recorrido por este soberbio paisaje, se encuentran las kasbahs de adobe. Descarga del itinerario turístico.

Acceso

El cultivo de rosas

El Valle las Rosas se encuentra regado por el río Asif M'Goun, que nace en el macizo montañoso próximo del M'Goun, cuya cima es el monte Ighil M'Goun, con una altura de 4.071 metros. Los habitantes cultivan el monte en pequeñas parcelas de tierra, se trata de una agricultura de subsistencia principalmente basada en el cultivo de trigo, de alfalfa para el ganado y de árboles frutales. También encontramos plantaciones de abedules cuya madera se utiliza en la construcción.

Estas parcelas se encuentran en su totalidad delimitadas por hileras de rosales damascenos salvajes, de la especie botánica Rosa damascena, que ofrecen una excelente protección contra los rumiantes que podrían dañar los cultivos. Una multitud de canales de irrigación riegan estas parcelas de tierra.

Las rosas son un cultivo de apoyo que reviste una gran importancia para la población. Es una fuente de ingresos sustancial durante el periodo de floración de las rosas, que comienza alrededor del 10 de abril y finaliza hacia el 20 de mayo, en función de las condiciones climáticas.

Todas las mañanas, antes de los primeros rayos de sol, los recolectores y recolectoras se afanan en recoger los primeros capullos de las rosas y las rosas ya abiertas, que depositan en sacos de algodón o de yute. Es importante cortarlas por la mañana temprano o al final del día, porque el sol disminuye el rendimiento olfativo de las rosas. La colecta se lleva después a las kasbahs para proceder a una primera selección.

Tras la selección, los capullos de rosa se ponen a secar durante dos días en los tejados de las kasbahs de tierra, después el proceso de secado continúa en habitaciones bien ventiladas durante 1 mes más. El clima de altura muy seco permite un buen secado de la rosas, pues la humedad hace que se pudran irremediablemente.

Una vez secas, las rosas sirven para confeccionar popurrís ambientadores. Si se destilan frescas, se obtiene un auténtico hidrosol, también denominado «agua floral» o «agua de rosas», utilizada localmente para las abluciones o para aromatizar la repostería. También se extrae concentrado de rosa para la industria del perfume de calidad, así como aceite esencial. Esta esencia de rosa posee virtudes incomparables que curan tanto el cuerpo como el espíritu, es una reina de la belleza.

El espectáculo de los recolectores recogiendo las flores al alba, como abejas, bajo la frondosidad del vergel y con el dulce sonido del agua de los canales de riego, constituye un momento de auténtica felicidad.

El cultivo de rosas

Visita turística al Valle de las Rosas

Para visitar el valle, son posibles varias opciones:

Visita en 2 días:

Salida de la ciudad de Kelaat M'Gouna, bordeando el lecho del río. Se pasa por delante de dos ksars (castillos) en parte abandonados, bastante surrealistas y muy fotogénicos, después continuamos en dirección al pueblo de Tabarkhacht. La primera etapa termina en el pueblo de Hadida, en el corazón del Valle de la Rosas, en un entorno excepcional; este trayecto representa unos 17 km de marcha. En el pueblo de Hadida, existen varios alojamientos para pasar la noche, entre ellos la Kasbah des Roses, donde se destilan las rosas y que podemos visitar. También se pueden comprar los productos de las rosas, con certificación BIO. Este trayecto puede hacerse con la ayuda de muleros para transportar las bolsas y otros equipos pesados, así como a los niños.

El segundo día, saliendo del pueblo de Hadida, continuamos el trayecto por el lecho del río, rodeado de acantilados abruptos de color ocre hasta Tourbist, pueblecito encantador y auténtico. Después llegamos, al final del recorrido, a Bou Tharar, que es sin duda uno de los pueblos más bellos del Valle de las Rosas.

Este segundo tramo del recorrido es mucho más atractivo y es recomendable hacer la marcha de un día desde Hadida.

Para una visita de algunas horas, lo ideal es salir de la Kasbah des Roses, en la localidad de Hadida, para tomar más abajo el lecho del río. Después se pasa por un vado boscoso para llegar, al otro lado del río, al verdadero corazón del Valle de las Rosas y perderse por los meandros de pequeños senderos bucólicos, hasta llegar a Tourbist.

Si el Valle de las Rosas ofrece un encanto particular durante el periodo de la floración de las rosas, su encanto perdura a lo largo de todo el año. Cada estación tiene su atractivo: en verano, el clima de la montaña y los baños en el río proporcionan frescor a aquellos que soportan el calor de la llanura; en primavera tiene lugar la floración de la rosas; en otoño, el cielo puro permite contemplar la bóveda estrellada y gozar de temperaturas ideales; en invierno, los días son soleados y muy agradables para hacer excursiones a pie o en 4X4.

Visita turística al Valle de las Rosas

El zoco, el mercado local

Una vez por semana en el pueblo de Kelaat M'Gouna tiene lugar un importante mercado. Numerosos productores de la región acuden para vender sus productos en un ambiente agradable. Aquí los precios son más económicos que en los comercios tradicionales, pueden encontrarse tanto productos alimenticios como productos de artesanía.

El zoco, el mercado local

Otros lugares turísticos para visitar

Pueden realizarse numerosas excursiones, con un acompañante o un guía experimentado, con salida en los pueblos de Hadida y de Bou Tharar, para ir hasta la cima del Ighil M'Goun, las gargantas de Agouti, las gargantas de Aitmrou, o hasta las gargantas más conocidas del Dades y del Todra. El Valle de las Rosas se encuentra en la confluencia de los parajes más importantes del sur de Marruecos, como las dunas de Merzouga, el valle del Draa hacia Zagora, así como el Jbel Saghro, entre el Alto Atlas y el desierto del Sáhara.

La Fiesta de la Rosa

La Fiesta de la Rosa o Moussem de las Rosas, se celebra el segundo fin de semana de mayo y dura dos días. Tienen lugar numerosas festividades, con actuaciones de grupos folclóricos y la elección de la Miss de las Rosas, que desfila en una carroza decorada. A esta fiesta vienen comerciantes de toda la región para vender sus especialidades y sus productos de artesanía. Esta fiesta un poco « kitsch » debería representar mejor a la rosa, en lugar de exhibir flores de plástico y aromas sintéticos de rosa. Esperemos que, en un futuro próximo, se convierta en un verdadero himno a la rosa.

La Fiesta de la Rosa

Clima

En el Valle de las Rosas, hace bueno todo el año y siempre está soleado al máximo. Debido a la altitud media del valle, 1.650 metros en el pueblo de Hadida, el ambiente es seco y fresco. La primavera y el otoño son magníficos, no se pasa calor, incluso puede hacer fresco por las noches. Julio y agosto son, al contrario, más calurosos, pero no sofocantes como en Marraquech; la altitud y la proximidad del macizo montañoso M'Goun atemperan el clima. El invierno es fresco pero los días son soleados y la temperatura sigue siendo agradable. Las lluvias son escasas.

Clima

Alojamiento

Las tradicionales kasbahs de adobe, reformadas por sus propietarios, se encuentran a lo largo de la ruta turística que une Kelaat M'Gouna y Bou Tharar. Entre las más recomendables, podemos citar, por orden kilométrico: la kasbah Itram, justo a la salida del pueblo de Kelaat; sobre un promontorio rocoso, esta kasbah ofrece un panorama magnífico del valle situado más abajo. En el kilómetro 7, la perla M'Goun, al borde mismo del río, constituye una buena escala. Su propietario les acompañará para que puedan descubrir la región. Después, en el kilómetro 10, el Dar Timitar, al borde del acantilado, ofrece también un maravilloso panorama del valle. En el kilómetro 17, la Kasbah des Roses, en las inmediaciones próximas al Valle de las Rosas, un alojamiento con encanto que cuenta con 6 habitaciones y 2 suites. Encontraremos a nuestra disposición un hamann tradicional marroquí, ideal para relajarse después de una larga marcha. Aquí se destilan las rosas y hay una tienda donde podemos comprar los productos obtenidos de las rosas, con certificación BIO. La kasbah Chems, en el pueblo de Bou Tharar, lleno de encanto, con numerosos caminos de senderismo en las proximidades, es una buena dirección al final del Valle de las Rosas.


Christian PAMIES
Perfumista

0.056283950805664